Aplicación industrial de la alta presión en la industria cárnica como proceso de conservación y comercialización de los productos cárnicos al aumentar su calidad sanitaria prolongando su periodo de conservación